¡American way of life! Cómo importar el estilo USA a nuestro negocio

La cultura norteamericana tiene algo que resulta muy atractivo al consumidor, un atractivo extraño que convierte cualquier producto made in USA en objeto de deseo. Es así como a pesar de no tener una dieta alimenticia que envidiar ni una producción propia “típica” más allá del fast food, como sus restaurantes conquistan el mundo y como la importación marítima desde USA es frecuente para otros productos que en otros países o incluso en el propio lo encontramos de mejor calidad.

Para poder contagiarnos de ese espíritu triunfador proveniente de Estados Unidos, os damos ciertas claves de cómo importar el estilo a nuestro negocio de restauración.

g2j_agcnewtral_usa

Imagen: revistavinosyrestaurantes.com

Evoca el ambiente estadounidense

Acudimos a restaurantes americanos no por un reclamo culinario, sino por vivir una experiencia. Parte del éxito de estas cadenas recae en que son las mismas cadenas, los mismos restaurantes que vemos en películas, series y producciones, y que queremos revivir en nuestra ciudad sin necesidad de tener que “cruzar el charco”.

Por ello, dale a tus clientes lo que buscan: una ambientación propia de series como “Friends”, “Cómo conocí a vuestra madre” o restaurantes donde se han vivido míticas escenas como las de Pulp Fiction en los desayunos de carretera o cuando están conversando sobre el maletín mientras se comen una hamburguesa.

 

Mantén las recetas pero modifícalas al gusto

Al final, el gusto mediterráneo acaba imponiéndose y pese a que nos gusta de vez en cuando visitar alguno de estos establecimientos, siempre acabamos volviendo al redil.

Por ello, para fidelizar a este tipo de cliente exigente con las papilas gustativas, podemos ofrecerle ambientación y menú americano pero con ingredientes propios de la cocina más local (y sana).

Esa es la clave del reciente éxito de las “hamburguesas gourmet”: una vuelta de tuerca a un producto que quedó reducido en el pasado a carne, queso y otros grasientos ingredientes y que hoy día se presenta con combinaciones propias de platos de gran elaboración.

Rodea de marketing la producción

Otra de las claves del éxito de lo made in USA es que saben mejor que nadie de rodearse de las mejores técnicas de marketing. No sólo a la hora de publicitar sus servicios, sino a la hora de ofrecerlos.

Cuida los nombres de tus platos por ejemplo. No te limites a llamar a una “ensalada con” por sus ingredientes, sino dale nombres y apellidos atractivos, que tan sólo por su denominación resulte atrayente.

Realiza atractivas promociones

Si no puedes competir en calidad (que claro que puedes), compite en precio, o capta a un número mayor de comensales gracias a una excelente combinación calidad-precio.

Para ello no tengas reparo en atraerlos mediante precios competitivos o ganchos del tipo “si pides X te regalamos X”. Haz números y seguro que te sale rentable.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.