Cómo escoger una campana extractora

Sin duda alguna una campana extractora es un aparato indispensable en cualquier cocina, para eliminar la grasa de manera efectiva. Puedes encontrar la mejor tecnología en Natural Cocinas, donde podrás comprar las campanas con la mejor calidad y que tendrán un precio bastante ajustado.

El objetivo principal de una campana en tu cocina, es mantener el aire lo más filtrado y limpio posible. Pero no todas las campanas extractoras tienen las mismas características, por lo cual te invito a seguir leyendo para saber cuál escoger.

Puntos clave a tener en cuenta

Antes de escoger una campana, debes fijarte en los siguientes puntos clave:

Tipos de campana

En el mercado te puedes encontrar con varios tipos de campanas, como las de succión o las de recirculación. En todos los casos las primeras son las más comunes, y permiten aspirar todo tipo de humo, olores, gases, etc., enviándolos fuera de tu cocina.

Sin embargo, si quieres una campana mucho más eficiente, las de recirculación pueden ser una opción bastante atractiva.

Tamaño

El tamaño es básico, porque dependerá del espacio que tengas para colocar tu campana en tu cocina. Para las cocinas grandes las campanas en isla serán una buena opción porque son modernas y llamativas.

Por otra parte, cuando se tiene poco espacio las extraplanas o telescópicas son una opción bastante atractiva. Esto porque resultan ser muy compactas y muy baratas, lo que hace que sean una excelente opción.

Decibelios

Este es un punto básico, en especial porque debes elegir una campana que sea lo menos ruidosa posible. Las campanas pueden provocar ruidos de hasta 70 u 80 decibelios, lo que hace que sean mucho más ruidosas que otros dispositivos del hogar.

Sin embargo, la recomendación es que estas tengan un grado de ruido máximo ubicado en los 60 decibelios, porque así no harán un ruido que no se pueda tolerar en la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.