Franquicia de moda infantil online – Ventajas de aplicar la mediación para solventar los conflictos

franquicia de moda infantil online

Los conflictos son muy comunes, a diario nos enfrentamos a ellos. Las relaciones derivadas de una franquicia de moda infantil online, no son ajenas a esta realidad y los problemas pueden llegar a resolverse forzosamente por medio de una sentencia judicial.

No obstante, aunque dicha posibilidad sea eficaz y perfectamente legal, no siempre es la más eficiente. Con frecuencia, los conflictos tratados de esta forma, terminan en una ruptura de las relaciones entre franquiciadores y franquiciados. Sumado a ello, la publicidad de tales procesos tiende a afectar la reputación de la marca y nada de esto contribuye con una gestión exitosa a futuro.

Por esta razón, la mediación ha surgido como la alternativa ideal a la hora de solventar dichos problemas. Uno de los atributos que hace de ella un éxito, es que tiene por fin, lograr que ambas partes resulten satisfechas. En un proceso judicial, siempre hay un ganador y vencido; en cambio, cuando se aplican las soluciones alternas, se logran acuerdos que resultan favorables para todos los involucrados.

Adicionalmente, la gestión de conflictos a través de la mediación permite llegar a la solución de estos de un modo privado, sin afectar la reputación de la franquicia. Esto es primordial cuando se trata de franquicias como las de ropa infantil, cuyo público es muy exigente en cuanto a los valores de la marca.

Por último, esta vía es mucho más simple porque no está sometida a leyes procedimentales. Mientras que un juicio puede durar meses o años, el diálogo a través de la mediación tiende a ser más breve. De igual forma, esta negociación tampoco exige la recopilación de pruebas, ni resulta tan cara como los procedimientos judiciales.

Ahora bien, para optar por ella no se necesita más que la buena disposición de las partes. Si el franquiciador y el franquiciado acceden a escucharse, podrán resolver sus diferencias manteniendo una comunicación efectiva. Tal vez en los casos más complejos parezca imposible llegar a un acuerdo aplicando este método, pero la práctica ha demostrado que nada se pierde con intentarlo y que mucho se gana cuando la solución se obtiene de forma amistosa.